Uso de Cookies Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información.

MEJORANDO LA SIDRA, DURANTE TRES SIGLOS

MEJORANDO LA SIDRA, DURANTE TRES SIGLOS

Comenzaba a trabajar junto a su abuelo bien temprano por la mañana para llevar la sidra a las sociedades gastronómicas, según recuerda Joxe Goñi Urreaga (Ergobia-Gurutzeta, 1928) de la sidrería Gurutzeta. Su mujer, Anjelita Garin Iraola (Hernani-Txonkuene, 1931) rememora cómo fue el padre, su suegro, quien le enseñó a embotellar. El hijo de ambos, por otro lado, Joxe Angel Goñi Garin (Ergobia-Gurutzeta, 1957) evoca la época en la que se hacía sidra en el caserío Largaene de Astigarraga de su bisabuelo, para recordar que la familia ha estado ligada a la elaboración de la sidra desde el siglo XIX.

Y así como el otorgarle a la sidra el tiempo suficiente para su fermentación hace que llegue a su punto óptimo, ha mejorado también el proceso de elaboración en la sidrería familiar Gurutzeta, porque hemos recogido, aprendido y enseñado el oficio de generación en generación, sin interrumpir la cadena de la transmisión. Y ya se ha acercado a las dos anteriores la que es la quinta generación, al arrimo del aroma familiar de la sidra, a sumar un nuevo eslabón, a sacarle el zumo de oro a la sabiduría recopilada en la tradición.